No es oro todo lo que reluce

93 330 36 45
No es oro todo lo que reluce

Cuando encuentras un cartel de compro oro en Sants-Montjuïc Barcelona, seguramente no podrás evitar pensar en algo glamuroso, brillante y relacionado con el lujo. Es algo lógico, pues el oro, desde tiempos inmemorables, ha formado parte de la cultura universal con un papel importante en la religión, la economía y la cultura.

Como símbolo se relaciona con el sol, la glorificación y la iluminación espiritual y está presente en infinidad de ritos y obras artísticas de la historia de la humanidad. Pero el oro también es para muchos un símbolo negativo que representa la presunción y egoísmo representado en la avaricia de todos aquellos que luchan por poseerlo sin tener en cuenta las consecuencias.

Es por ello que el oro forma parte de nuestra cultura. En el refranero popular español de compro oro en Sants-Montjuïc Barcelona existe gran cantidad de refranes que convierten el oro en símbolo y referente para describir realidades humanas que nos afectan día a día:

"A la mujer fea, el oro la hermosea" habla del poder y belleza del oro y su capacidad de embellecimiento.

"Amigos, oros y vinos, cuantos más viejos, más finos" habla de la calidad y belleza del oro, aun cuando esté envejecido.

"Aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión". Aunque estemos rodeadas de riquezas, si no somos libres y felices, no vale la pena.

"Donde el gusto falta, nada valen el oro y la plata" nos recuerda que lo superficial es lo menos importante. Lo interior, desde los sentimientos hasta los gustos, hacen que nuestra obra sea realmente bella.

"El oro hace poderoso pero no dichoso" y "El oro luce y la virtud reluce" son otros ejemplos que hablan de virtudes realmente importantes y cómo la riqueza no es lo único importante para ser felices. No lo dudes más. Ven a Llausi González, donde lograrás la valoración que mereces.